Gracias a todos los que de forma voluntaria habéis conseguido que este Halloween haya vuelto a ser terrorífico, trasladando un auténtico manicomio de la locura a la Casa de la Juventud, sin vuestra colaboración, esto no sería posible.

Y por supuesto, gracias a todos los valientes del municipio que habéis osado entrar… el año que viene no seremos tan piadosos…!!

Turismo